Tag Archives: procesos

Tipos de aguas en una mina

Como en toda actividad humana que requiere un proceso, el uso de los recursos y su manejo debe ser balanceado entre dos factores, costo y beneficio. Es por esto que se debe cuidar el uso de los recursos no renovables, como el agua pura. Existen diferentes usos de agua para una mina, desde los procesos químicos hasta el agua de uso humano. Hay una serie de clasificaciones de agua de la mina, que pueden variar en su calidad y potencial de contaminación:

  • Agua de la mina: se refiere a cualquier acumulacion de agua, ya sea en la superficie o subterránea presente de manera natural en el sitio de la mina
  • Agua de Minería: agua que ha entrado en contacto o ha sido utilizada en algún trabajo de la mina
  • Agua de molienda: el agua que es utilizada para triturar y moler el mineral, puede contener minerales y / o metales disueltos
  • Agua de proceso: el agua utilizada en la extracción química de metales, comúnmente contiene productos químicos del proceso
  • Lixiviados: el agua que se ha derramado a través de los residuos mineros sólidos y pueden contener minerales disueltos, químicos de proceso, y / o metales
  • Efluente: agua de molino o de minado que después del proceso en el que se usa se devuelve a las aguas superficiales, a menudo después de ser tratada
  • Agua de drenaje de mina: Agua que se encuentra en la superficie o subterránea que fluye o tiene el potencial para fluir dentro del sitio de la mina

Por lo general, todo el agua de la mina en las minas de metal se recoge y se almacena en balsas de residuos antes de ser procesadas y regresadas a las aguas superficiales, si es necesario.

Fuentes: miningfacts.org

Imágenes: water.usgs.gov – johnsonscreens.com

Lixiviación en sitio. Uranio (Parte 2)

La lixiviación en sitio del uranio utiliza agua local del subsuelo, mezclada con algún ácido, sulfúrico comúnmente y nítrico menos comúnmente, así como carbonato de sodio o dióxido de carbono disuelto. En ocasiones se oxigena el agua para ayudar a movilizar el uranio. Este tipo de prácticas para extraer este material radiactivo comenzaron en la década de los sesenta en el auge de la guerra fría, siendo los Estados Unidos y Rusia los primeros en implementarlo.

Lo que se termina extrayendo en este proceso es uranio diluido en agua, con una concentración de aproximadamente 0.05%, esto equivale a decir que por cada tonelada de agua que se colecta, se logra extraer medio kilo de óxido de uranio. Este se filtra a través de pequeños granos de resina, ya que por un proceso de intercambio de iones atrae el uranio que se encuentra en solución y se queda adherido a los granos. Estos granos son transportados a la planta procesadora donde se separa el óxido de uranio de la resina que forma los granos, entonces se produce el polvo de óxido de uranio, también conocido como urania y de fórmula U3O8. Un material radiactivo e insoluble en agua. Es este el material que se utiliza para preparar el combustible de los reactores nucleares. Hoy tal vez nos pueda resultar sorprendente que antes de la década de los cincuenta el óxido de uranio se utilizaba popularmente para el pintado de cerámica de color amarillo.

Exisiten muchas plantas de lixiviación in situ dedicadas a la extracción de utanio, las principales son las localizadas en Beverly, Honeymoon en Australia y Crow Butte, Smith Ranch-highland así como otras 10 plantas en Estados Unidos.

Vía: world-nuclear.org
Imágenes Vía:
upload.wikimedia.org
upload.wikimedia.org

Introduccion a los procesos de Mineria

Aunque no lo notemos, a nuestro alrededor hay una infinidad de productos que deben su existencia a las minas. El metal en nuestras llaves, la sal en la mesa, los electrónicos de nuestro celular o el caucho de nuestros tenis. La civilización humana está íntimamente interconectada con el proceso de minería.

Minar es extraer valiosos minerales u otras formas de materias geológicas de la tierra. Comúnmente, aunque no en todos los casos, se extraen de un yacimiento, “veta” o estrato. Entre los minerales que se obtienen de estos procesos, los principales son la bauxita, las piedras preciosas como diamantes, esmeraldas y rubíes; los metales preciosos como la plata, el oro o el platino; metales para construcción o fabricación de diversas herramientas como el hierro, el níquel, el tungsteno o, inclusive, el uranio. Otros productos que están menos familiarizados con el concepto de la minería son: la sal, los fosfatos, el agua o el petróleo.

En si, cualquier cosa que no se pueda cultivar o generar a partir de un proceso de cultivo o crear artificialmente en un laboratorio o fábrica tiene que ser minado. En un sentido amplio la minería se enfoca en la extracción de las reservas naturales no renovables.La industria minera se extiende en 5 sectores principales caracterizados por los productos que generan y son:

  • Petróleo y gas
  • Carbón
  • Minerales metálicos
  • minerales no metálicos y canteras
  • Mantenimiento

Además de esta división hay dos tipos básicos de estrategias para la industria:

  • Minería de superficie
  • Minería subterránea

En el proceso de extracción de ciertos metales y elementos raros se debe tratar con sumo cuidado los minerales para poder obtener materias primas con calidad y a una concentración adecuada. Para esto existen dos procesos:

  • Lixiviación en pilas
  • fresado

En los siguientes posts de esta serie empezaremos a analizar a fondo cada detalle de estas ramificaciones del proceso de la minería.

 

Fuentes: insidemetals.com mine-engineer.com greatmining.com 

imagen: entornointeligente.com

 

Tratamiento de metales: Máquinas y Herramientas


En la actualidad no existe industria que no cuente con más de una máquina-herramienta empleada en el proceso de producción. En las empresas del sector del metal el uso de esa clase de maquinaria es verdaderamente universal. Las piezas que se trabajan en los talleres mecánicos pueden ser procesadas bien por deformación (plegadora máquina de enderezar chapa) bien por desprendimiento de virutas mecánicas (torno fresadora taladradora) bien por corte (sierras) o por abrasión (rectificadora).

Las máquinas usadas para el tratamiento de metales tienen que cumplir con una serie de condiciones. Por supuesto deben poder generar con minuciosa precisión las formas para cuya consecución fueron diseñadas respetando las medidas de tolerancia específicas para cada caso. También es muy importante el nivel de eficiencia energética que desarrolla cada máquina. Así mismo la seguridad la mayor o menor complejidad en las operaciones de uso y el coste de mantenimiento son otros importantes factores a tener en cuenta.

Las máquinas usadas para el tratamiento de metales están en auge. Los diversos sectores de la industria del metal necesitan de su utilización diaria. Prensas esmeriladoras rectificadoras cepillos brochadoras sierras taladradoras y mandriladoras se encuentran entre las máquinas usadas para el tratamiento de metales más demandadas también en el mercado de ocasión. El elevado precio de los equipos industriales así como la garantía de una larga vida funcionando a pleno rendimiento son las razones por las cuales la adquisición de este tipo de maquinaria en el mercado de segunda mano representa una alternativa que en los últimos años viene contando con más y más adeptos.

Imagen Vía: addonia.com