Tag Archives: monoxido de carbono

Ventilación y gases nocivos

Podrá parecer algo obvio, pero uno de los principales aspectos de riesgo en una mina es la calidad del aire. Desde antaño se cuenta la historia de cómo los antiguos mineros solían tener un canario de mascota dentro de las minas, la idea era que los gases nocivos matarían primero al canario dándoles una señal de aviso a los mineros. Esto se debe a que los gases mortales rara vez tienen olor, como el metano o el monóxido de carbono.

Otro problema de salud y seguridad lo pone la acumulación de gases explosivos, como el metano en trabajos de minería de carbón, donde es uno de los mayores riesgos. El sistema de ventilación de una mina está diseñado para diluir y prevenir estas acumulaciones. Sin embargo esto posee sus retos, ya que estos gases suelen ser más pesados que el aire, entonces si no se bombean bien pueden regresar a acumularse en las partes bajas de la mina, y también los tipos de mina a veces no dan buena cuenta para una vía de escape natural o artificial de gases nocivos.

Uno de los principales retos es en el tipo de perforación de pared larga, que utiliza ciertos mecanismos de ventilación, pero en la parte final de la pared es donde las acumulaciones pueden ocurrir ya que ese lado se encuentra sellado y los sistemas usuales de ventilación no son suficientes. Además existe el riesgo constante de cambios atmosféricos entre diferentes zonas de la mina que cuando interactúan con lugares aislados pueden poner una mayor presión en los sistemas de ventilación si estos no están preparados para lidiar con la carga.

Fuentes: cdc.gov

Imágenes: cannockchasedc.gov.uk upload.wikimedia.org upload.wikimedia.org

El Alto Horno Pt.2

En la parte intermedia, con la ayuda de toberas se inyecta el aire enriquecido con oxígeno, lo que eleva la temperatura a unos dos mil grados centígrados, cuando el oxígeno entra en contacto con el carbón de coque produce monóxido de carbono que al ascender por el horno arranca oxígeno al hierro y se convierte en dióxido de carbono, en un proceso químico que se conoce como reducción.

El aire enriquecido con oxígeno eleva la temperatura a unos dos mil grados centígrados. Alrededor de un cincuenta por ciento del monóxido de carbono se recupera del horno y se utiliza en otros procesos como combustible. Las temperaturas alcanzadas en el etalage permite que se produzca la reducción del óxido de manganeso, se elimina el azufre y se funda el mineral de hierro. Una vez fundido el mineral se le conoce como el arrabio, que cae a la parte inferior del horno que se conoce como crisol, aquí se recoge el hierro fundido y la escoria.

El arrabio es un hierro metálico en forma líquida con un alto contenido de carbono e impurezas. En la parte inferior el arrabio fluye por un canal. Se extrae al romper un tapón de arcilla que esta en el inferior que se llama piquera, de ahí el material es colado a unos contenedores especiales llamados vagones termos. El arrabio tiene entre el 91% y 94% de hierro, y otros porcentajes pequeños de carbono, manganeso, azufre, fósforo y silicio. De aquí el arrabio se transportara a hornos especiales llamados convertidores donde será finalmente transformado en acero.

Fuentes: slideshare.net

imágenes: lup-img.buscafs.com estaticos.elmundo.es