Tag Archives: Melbourne

Australia, Migración China y racismo

La ciudad de Melbourne se convirtió de la noche a la mañana en la economía más fuerte y de rápido crecimiento en la historia de la humanidad. Con toda este crecimiento y la cantidad de personas llegando a Australia empezaron a explotar conflictos que crearon una nueva era de racismo.

El racismo empezó contra los chinos por parte de los europeos que habían llegado primero. Con el control político de la zona se empezaron a crear leyes raciales que detenían el flujo de dinero en dirección a la gente de origen asiatico. Como los chinos no tenían representación en el gobierno se produjo una situación donde no se quería que tuvieran acceso al dinero que se generaba tan rápidamente en la zona.

Con estas nuevas leyes, como impuestos sobre en los puertos de entrada o limitantes a la cantidad de chinos que podían venir en un barco. A pesar de eso entre los años 1855 y 1857, más de cincuenta mil chinos desembarcan en Australia, en la pequeña bahía pesquera de Rode, al sur del continente. En una sola línea, caminaron más de 500 kilómetros a los campos de oro para evitar las autoridades migratorias de Australia.

Las tensiones entre la población caucásica y los orientales siguen creciendo con la llegada de más y más migrantes lo que sólo sirve para aumentar las tensiones que inevitablemente estallarían.

Al inicio de 1860, el equivalente a 18 billones de dólares actuales en oro se ha sacado del suelo en los campos de oro. Sin embargo se espera que el boom del oro de aluvión se esta acabando. Este miedo estalla en el Motín del 13 de Junio de 1861, cuando una turba enardecida de 3000 europeos se levantan en armas para correr a los chinos de los campos de oro ondeando una bandera que decía “Roll up Roll up, No chinese”. Le tomó dos semanas a la policía y al ejército contener el motín, e irónicamente la respuesta de los políticos género aún más leyes raciales.

imágenes: 2.bp.blogspot.com migrationheritage.nsw.gov.au

Australia, El éxodo de 1853

Las probabilidades de volverse rico con el oro en Australia eran muy bajas, menos que uno en cien, sin embargo era tanta la recompensa cuando alguien lo lograba que se corrió la voz por todo el mundo. Esto creó uno de los éxodos multitudinario y multicultural más grande del mundo, como este no se había visto ni se volveria a ver sobre la faz de la tierra.

La minería estaba ayudando a crear al país, pero con este éxito se produjo una migración masiva, la primera de la historia. Con este catalizador para la primera migración masiva internacional hacia australia, ahora una nación multirracial y multicultural. Vinieron de todos lados, no sólo de Inglaterra como antes, sino de Estados Unidos, Europa y hasta China.

Por cada persona que vivía en la ciudad de Melbourne llegaron cinco nuevas, esto creó uno de los más grandes booms históricos de población que mandó a la ciudad en una sola década a más de medio millón de habitantes. 1853, Melbourne es la ciudad que crece más rápido en el mundo. Con una demanda de espacio tan grande, simplemente no hay espacio. En los primeros seis meses se construyeron más de mil edificios en el centro y a pesar de eso no era suficiente, así que se dio el permiso de habitar las riberas del río en campamento.

Los barcos con los que llegaron a Australia se desarmaron para construir este campamento de más de diez mil excavadores sin hogar. De aquí aún debían hacer el recorrido de más de cien millas a los lugares de extracción, volviendo a Melbourne en la mayor ciudad de paso del mundo en su época.

Imágenes: upload.wikimedia.org upload.wikimedia.org

Australia, La fiebre de oro de Melbourne

En 1851 el pueblo colonial de Melbourne experimento una fiebre, la fiebre del oro.  Se corre la voz de que hay oro cerca, y que es de quién lo encuentre primero, lo único que tiene que hacer es llegar al lugar. Así se dio un éxodo de miles de personas que dejaban su trabajo, sus familias y hogares sólo para poder llegar primero a los lugares de excavación.

Con esto empezaron a subir los precios de las ruedas de carreta, caballos, cobijas, y todo aquello que un minero novato pudiera necesitar. Ya se había encontrado oro en New South Wales, pero el campo de oro más rico del mundo están a 100 millas de Melbourne, donde el valioso metal se encuentra a centímetros bajo tierra. Hoy en día aún se pueden apreciar las marcas de los antiguos mineros que en un intento desesperado por volverse ricos destruyeron el paisaje.

Al llegar a los campos, se debía de escoger un lugar para empezar a buscar por el oro, esto podía determinar toda tu futura empresa. Ahora, no bastaba con marcar tu terreno, sino que se tenía que estar trabajandolo activamente. El oro puede cambiar tu vida por completo, pero en ese tiempo era más que sólo dinero, porque encontrar oro significaba que te volvías independiente, que no tenías que trabajar bajo el yugo de nadie, representaba autonomía y libertad.

Sin embargo, a pesar de que los campos prometían un futuro de riquezas y comodidades, volverse rico no es una cosa segura. La minería es un juego de azar, que depende de tres cosas en un campo minero. Primero tener un conocimiento de geología, que la mayoría de los mineros en esa época no tenía, segundo, la habilidad de trabajar arduamente y perseverar y por último la capacidad de mantener tu dinero, osea evitar los bares o los robos que eran una cosa común en esos tiempos y lugares sin ley, donde la mayoría de las personas estaban armadas y la justicia se debía de hacer por propia mano.

imágenes: cntraveler.com  upload.wikimedia.org