Tag Archives: hidrocarburos

Fin de los recursos minerales

Nos estamos acabando todo? Es posible que minemos los recursos de manera tan rápida que nos vayamos a quedar sin reservas explotables? Al parecer según los estimados actuales en el 2050 nos acabaremos el petróleo, el gas natural en el 1075 y ya no habrá más uranio para el 2080. En cuanto al carbón todavía queda mucho por explorar y quemar, si todo sigue de manera constante tendremos carbón para el año 2136. El problema no son los hidrocarburos sino los metales y otros elementos de los que aún no hemos encontrado más reservas. De acuerdo a ciertos estimados el antimonio será el primero en agotarse, con una producción actual que nos llevará a minarlo todo para dentro de diez años. De cerca le siguen el zinc, el plomo y el oro que se terminaran para el año 2030. La plata y el iridio se terminaran cinco años después.

Esto plantea severos problemas económicos ya que dadas las reglas del mercado de la oferta y la demanda los precios tenderán a dispararse en cuanto se empiece a notar la escasez.

Obviamente estás fechas de expiración tienen ciertas contingencias, sobretodo en un periodo de stasis en el mercado donde los precios no cambian y no se encuentran nuevos yacimientos.  Esto depende ampliamente del valor de los minerales, y su limitante en cuanto a viabilidad de exploración y extracción. Mientras más valioso se vuelva un mineral más rentable se vuelve su extracción de yacimientos que no tienen la densidad necesaria o se encuentran en zonas o profundidades no deseables para la extracción. Exactamente como le esta sucediendo al oro en el mercado actual, donde nuevas técnicas se están aplicando a yacimientos antes considerados como no viables para la extracción del dorado metal.

Imágenes: thehigherlearning.com – sourceable.net

Minería de Gas Natural (P2)

Para encontrar yacimientos de gas natural, se requiere de la ayuda de geólogos y físicos, que con técnicas de estudio de los procesos de la tierra y los tipos de roca que más probablemente escondan depósitos de petróleo. Las técnicas acutales de los geólogos incluyen hoy en día estudios sismicos para escojer los puntos de excavacion más probables para encontrar lo que se busca. Estos estudios sismicos se realizan con cargas de explosivos que se inyectan varios metros bajo tierra, de los ecos de las explosiones son capaces de reconstruir virtualmente la estructura de las rocas subyacentes.

Los inicios del uso de este hidrocarburo a nivel industrial comenzaron en el siglo 19, donde se obtiene como un subproducto de la minería del petróleo. Cuando se crea el petróleo, un proceso que puede tomar millones de años, las cadenas de hidrocarburos más cortas y ligeras flotan a la superficie y por densidad se acomodan hasta arriba. Esto generaba un problema, así como cuando se abre una botella de champagne el gas hace burbujas de dióxido de carbono al reducirse la presión sobre el manto. Está acción efervescente se tiene que canalizar y si no hay un mercado donde se pueda comerciar el gas, este es quemado en el lugar de extracción porque de otra manera se tendría que entubar hasta el cliente. Pero hoy en día el gas que se extrae y no es utilizado por falta de un mercado, se vuelve a inyectar en el yacimiento, esperando que se abran nuevos mercados o para mejorar la presión lo que ayuda a la extracción del petróleo en la región.

Vía: energy.usgs.gov – eia.gov

Fotos via:  dev.bigskyco2.org – eluniversal.com.mx

Como encontrar petróleo

El petróleo, que significa en griego aceite de roca, es una mezcla homogénea de compuestos orgánicos, principalmente hidrocarburos hidrofóbicos (que no se diluyen en agua). También llamado Crudo es un combustible fósil que se debe a la transformación de residuos orgánicos, aunque existen teorías que proponen un origen inorgánico del combustible.
Para que se genere un yacimiento lo suficientemente grande para que su explotación sea costeable deben de suceder varios elementos geológicos. Una roca que produzca el petróleo, se cree que un lecho marino donde estén los residuos de zooplancton o algas. Una roca porosa donde se deposita el hidrocarburo y un tipo de trampa que evite que se escape el gas y el petróleo. Estas trampas se dan usualmente en lugares predecibles, como la parte superior de los anticlinales (pliegues de la corteza que forman un lomo cuyos flancos se inclinan en sentidos opuestos), junto a las fallas o en los acuñamientos de capas areniscas.
Para localizar estas convergencias de factores en el subsuelo, y por consiguiente una posible reserva de crudo se requiere una cuidadosa mezcla de ciencia y arte. Se utilizan análisis químicos de rocas que afloran a la superficie, se analizan imágenes aéreas y de satélite, y también se colabora con geofísicos que integran las líneas sísmicas y otro tipo de datos que se pueden interpretar.
Se envían señales al subsuelo (usualmente con cargas de dinamita a poca profundidad aunque ahora las restricciones ambientales restringen ésta práctica) y de los rebotes de estás ondas se analiza para encontrar discrepancias en las frecuencias y las amplitudes que determinan que la onda atraviesa un material de menor densidad.
Estos son sólo algunos métodos para encontrar el preciado hidrocarburo no renovable del que dependen las industrias de los combustibles y los plásticos.

fuentes: sjvgeology.org – snmpe.org.pe

imagenes sjvgeology.orgirph.es