Minerales. Grafito

No todos los elementos químicos se minan en estado puro, de hecho rara vez sucede esto. En general la minería se dedica a extraer y procesar los materiales en formas más fáciles de utilizar. El material del que hablaremos ahora es el grafito, un compuesto del carbono muy común, utilizado comúnmente en las puntas de los lápices. Es un alótropo del carbono como el diamante, el grafeno y los nanotubos. Alótropo significa literalmente en griego “otra forma” y los compuestos alótropos son principalmente agrupaciones diferentes de los átomos dentro de las moléculas.

El nombre del grafito, proviene de la raíz griega grafo, que significa dibujar, por sus obvias aplicaciones. Nombrado así por Abraham Gottlob Werner, un profesor alemán de la academia de minería de Freiberg. A lo largo de la historia se le ha dado otros nombres como plombagina o plomo negro.

A diferencia del diamante, el grafito es un buen conductor de la electricidad y es un semimetal. Por lo tanto se le daño aplicaciones como electrodo para lámparas de arco. El carbono en esta configuración es altamente estable en condiciones estándar.

Existen tres diferentes presentaciones del grafito en las vetas de las minas.

  1. Cristalino, en hojuelas. Principalmente se presenta en configuraciones hexagonales aisladas en forma de placas.
  2. Amorfo. Se presenta en pequeñas partículas y es el resultado de la metamorfosis térmica del carbón, la última etapa de carbonificación y también llamada meta-antracita.
  3. Grumoso (también llamado grafito de veta) ocurre en las fisuras de las venas de las minas, y su principal creación se cree es de origen higrotérmico.

Fuentes:
pdv.com
greatmining.com

Imágenes:
pdv.com
upload.wikimedia.org

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>