La fiebre del oro (P1)

Que hace que las compañías mineras inviertan tan grande capital en empresas tan arriesgadas como la minería? La respuesta es simple, la imperiosa necesidad que tiene la sociedad del abastecimiento de recursos minerales. Sin embargo, a pesar de que esta respuesta es satisfactoria, entonces porque buscar oro? Es una de las clásicas propuestas mineras a pesar de que este mineral no representa ninguna cualidad práctica salvo por ciertas aplicaciones donde existen amplios sustitutos. El oro es sin duda una de las más grandes locuras de la humanidad, se cava en áfrica y se extrae para traerse a otro país donde se excava un hoyo y se esconde. Dado su valor por su escasez y su tradición, allí donde el grito de “Oro” provocada autenticas estampidas humanas.

La más famosa de todas tal vez fue la de California, de 1848 a 1855, donde alrededor de 200,000 potenciales mineros, de los cuales la mayoría no sabía nada de minería, se establecieron en california. Estos mineros pasaron a llamarse 49’s debido a que fue en 1849 cuando el presidente Polk propuso esta migración.

Pese al propósito de la fiebre, fue rara la vez que los mineros se hicieron ricos, más bien fueron todos los que llevaban a los mineros a California por tierra o mar, los comercios que suministraban a los pioneros.

Uno de los no-mineros que más se beneficio de este fenómeno fue Levi Strauss, que con su compañía que vendía ropa y otros artículos mineros fundo un imperio que sigue reinando la venta de pantalones de mezclilla en la actualidad.


Vía: aulados.net

Imágenes vía: goldrush.com – intranet.otis.edu

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>